Crítica de “Sin Fin”, delicada odisea del amor

sin-fin-rodaje

Los hermanos Alenda debutan en el largometraje adaptando al formato su anterior corto, “Not the End” de forma brillante y extremadamente delicada brindándonos un título tan pequeño como cuidado, alejándose del perfil más comercial con los que solemos encontrarnos en nuestras carteleras.

Javier (Javier Rey) viaja en el tiempo para reescribir su último día junto a María (María León), el amor de su vida. Recuerda y revive con ella el momento en que se conocieron años atrás, para conseguir que María vuelva a ser la chica alegre y risueña de la que una vez se enamoró… y de la que se volverá a enamorar.

Una película arriesgada, poco convencional en nuestro cine, con una pareja que lleva todo el peso narrativo del Film interpretada por Javier Rey y una hipnótica María León, llena de silencios, pausas y miradas que dicen y transmiten más palabras, sentimientos y emociones que muchas líneas de diálogo del mejor guión. 

No es fácil meterse en la piel de unos personajes que aparentemente resultan tan simples y tan complejos al mismo tiempo, ya que estos están repletos de matices que no saltan a primera vista y cuyas acciones pueden incluso despistarnos, hasta la incomprensión, que se va aclarando a medida avanza el film. Y es que tratar de esta forma un tema tan complejo como el amor no es precisamente sencillo.

Un drama que recorre diferentes tiempos de sus protagonistas de una forma tan elegante, sencilla y a la vez tan compleja que describe a la perfección esa enfermedad que sufrimos los humanos llamada amor, que nos lleva de la alegría a la depresión, de los sueños cumplidos a los deseos que se pierden por el camino con una sensibilidad envidiable.

Una sencilla historia cuyo motor se encuentra con ese guiño al cine fantástico y a la ciencia ficción, compartiendo la esencia de títulos como “Seguridad no Garantizada” o “Your Name”, para enseñarnos a aprovechar las segundas oportunidades que la vida nos brinda y a aprender de nuestros errores como seres imperfectos que somos.

En resumen, “Sin Fin” es una película complicada, no por su contenido sino por la forma que tiene de mostrarlo y narrarlo, pero es una experiencia melancólicamente gratificante si conseguimos entrar en su universo. Probablemente pasará desapercibida para el gran público y más entre tanto estreno, lo cual es una lastima, porque necesitamos más cine así. Sincero, atrevido y repleto de talento.

Nota: 8/10

Lo mejor: La forma de los hermanos Alenda de entender y mostrar su cine. Los protagonistas, Javier Rey y María León.

Lo peor: No es accesible para todos los públicos y muchos espectadores no entenderán su historia de amor ni su universo.

Agnès Garcia

0d4f1-butacas-rojas1

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s