Crítica de “Quién Te Cantará”, melodía fantasma de Carlos Vermut

maxresdefault.jpg

“Quién te cantará”, nos cuenta las vidas de dos mujeres. Lila Cassen es una cantante de los 90 que se retiro misteriosamente hace veinte años. Ahora, quiere volver a los escenarios, pero sufre un accidente y pierde la memoria. Violeta es una fan empedernida de Lila, trabaja en un karaoke imitándola cada noche, mientras su rebelde hija le complica cada vez más la vida. Cassen quiere que Violeta le vuelva a enseñar a ser ella misma.

Pero el film va mucho más allá, profundiza en las relaciones familiares, en el fenómeno fan y en los secretos familiares de cada una de las protagonistas. Un guión fascinante y unas interpretaciones más que dignas, hacen que acabes amando a estos dos personajes.

La última película de Vermut es una historia de fantasmas, de los miedos de las personas, de la perdida y de la ganancia, de la fama y el fracaso, de la soledad y la familia, de la memoria y el olvido, de la muerte y la vida. “Quién te cantará” te hipnotizará hasta el final.

Las mujeres de la película están de Oscar. La magnífica Najwa Nimri se pone en la piel y en la voz de Lila, produciendo con el director algunas de las canciones que canta la protagonista. El papel le va como anillo al dedo a Najwa, aunque Eva Llorach, en ocasiones consigue hacerle sombra.

La historia de su personaje, sus tragedias y alegrías, su timidez ante su mayor ídolo, su familia y su soledad, su vida y sus sueños logran captar la atención del público en la mayoría de las escenas. Violeta te enamorará y (en ocasiones) te desesperará. Lo que si es seguro, es que no dejará a nadie indiferente.

Carlos Vermut se consolida como la nueva esperanza del cine español. El antiguo dibujante de cómics empezó con cortometrajes como “Maquetas” o “Michirones”, que consiguieron un gran recibimiento por la crítica. Posteriormente se estreno con su primer largometraje, “Diamond Flash”, en donde ya trabajó con Eva Llorach (y que curiosamente su protagonista también se llama Violeta). Con “Magical Girl” sorprendió a muchos, dejando sin palabras a la mayoría.

Y ahora, siguiendo su estilo, nos presenta su último hijo. Sus tres trabajos se diferencian por su marca personal, Vermut siempre se ha puesto al mando de la dirección y del guión de sus films, creando así un sello único y peculiar. Gracias Carlos por dejarte conocer.

Nota: 8,5/10

Lo mejor: Todo. Especialmente las interpretaciones, el guión, los planos y la belleza visual.

Lo peor: El papel de Natalia de Molina conseguirá ponerte nervioso/a hasta tirarte de los pelos. Y algunas escenas hacen que recuerdes el show de “Hermano mayor”.

Chris Perquer

0d4f1-butacas-rojas1

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s