Crítica de “MENTES PODEROSAS”, de Jennifer Yuh

mentes-poderosas.jpg

Esta semana llega a nuestras carteleras la nueva apuesta cinematográfica sobre adaptaciones de sagas literarias juveniles, Mentes Poderosas”.

La primera entrega de las novela de Alexandra Bracken viene dirigida por Jennifer Yuh, responsable al frente de las dos últimas entregas de la exitosa franquicia animada “Kung Fu Panda”, y apadrinada por una serie de productores que, como reza el cartel del film, están detrás de productos tan excelentes como dispares como la serie “Stranger Things” o la película “La Llegada”.

Con todos estos ingredientes lo tenemos prácticamente todo para convertir esta nueva distopía juveniel en todo un éxito de taquilla y repetir el fenómeno que en su día se vivió con “La Saga Crepúsculo” o “Los Juegos del Hambre”, pero lo cierto es que no todo funciona como debería.

En un mundo en el que los niños y jóvenes ha sufrido una inexplicable enfermedad que le ha otorgado ciertos poderes o características, Ruby, nuestra protagonista, logrará escapar de los campos de entrenamiento (y exterminio) en los que son encerrados, y se verá en medio de un conflicto mucho mayor del que ella espera.

En el camino se encontrará con un grupo de adolescentes formado por miembros de asociados a distintos colores, hecho que les definen y clasifican, en el que conocerá a su inevitable pareja con quien dará vida al factor sentimental tan presente en este tipo de historias.

A su vez, tendrán que huir de la persecución de la rastreadora interpretada por Gwendoline Christie (“Juego de Tronos”) en un papel completamente desaprovechado y falto de fuerza, así como de la enigmática “liga” que apenas se nos presenta de forma introductoria y que debería explotar sus cualidades a lo largo del resto de entregas. Si las hay.

Quizás lo mejor del film lo tenemos en su joven pareja protagonista, Ruby (Amandla Sternberg) y Liam (Harris Dickinson), que hacen de su química y difícil relación un elemento que funcionará especialmente bien entre los seguidores del libro original y el público adolescente.

En cuanto a las escenas de acción y el desarrollo del conflicto todo parece tener cierto sabor a deja vumix que ya hemos visto antes en pantalla y que parecen quedar en un plano mucho más secundario por su condición de mera introducción de su universo.

Aun así, “Mentes Poderosas” funciona francamente bien como entretenimiento pero está por ver si podrá seguir adelante en su forma completa. Veremos.

Nota: 6/10

Lo mejor: Su pareja protagonista y el resto de chavales que les acompañan.

Lo peor: Le falta personalidad y fuerza cinematográfica.

23344-butacas-rojas1

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s