Crítica “GORRIÓN ROJO”, desde Rusia ¿con amor?

on

redsparrow-800.jpg

Llega a nuestras carteleras la enésima colaboración entre el director Francis Lawrence y la actriz Jennifer Lawrence, quienes ya trabajaran juntos en las últimas entregas de  “Los Juegos del Hambre”. En esta ocasión nos presentan “GORRIÓN ROJO”, un thriller intenso, gélido y salpicado de polémica por lo explícito de sus secuencias, con el género de espías como telón de fondo y esas peculiares relaciones entre rusos y estadounidenses en plena guerra fría.

El punto fuerte lo encontramos en las interpretaciones de ambos protagonistas y la extraña y peligrosa relación entre ellos. Por un lado tenemos a Jennifer Lawrence, a la altura de su excelente trabajo en “Madre!“, que esta ocasión se desnuda, física y emocionalmente, firmando un personaje frío, violento y peligrosamente manipulador, para conseguir su objetivo, en un camino ciertamente tortuoso que le sumerge en una constante y sorprendente evolución.

En el otro lado tenemos a Joel Edgerton tan solvente como en él es habitual. Quizás su interpretación no resulte tan sorprendente como la de su compañera femenina, pero aporta ese toque tan entrañable, melancólico y casi inocente que también sabe transmitir con sus expresiones.

Además están inteligentemente acompañados por una buena cantidad de actores secundarios que aportan los ingredientes necesarios para que nos sintamos atrapados, casi asfixiados, en nuestras butacas. Ahí tenemos a Matthias Schoenaerts, la mítica Charlotte Rampling o Jeremy Irons. De esta forma, se logra un reparto coral que hace que todos los engranajes y personajes del film funcionen a la perfección.

El trabajo a la dirección de Francis Lawrence resulta notable, manteniendo el ritmo durante sus extensos 140 minutos de metraje, además de su innegable labor en cuanto a la dirección de actores y encuadres. Las luces y sombras, tratados como un personaje más, son mérito del director de fotografía Jo Willems, quien ya trabajara en su equipo, y no menos importante resulta la impecable partitura de James Newton Howard, habitual compañero de viaje.

Advertimos que no resulta de visionado fácil como así nos tienen acostumbrado en la mayoría de producciones de Hollywood, por su gélida puesta en escena y pausado ritmo narrativo, así como, especialmente, por la violencia tan explícita, pero creedme, merece la pena el “sufrimiento” que estas nos pueden despertar, y son parte esencial para sumergirnos en una historia y entorno histórico que así lo requiere, con lo que no son fruto la de búsqueda de la simple polémica o de índole gratuita.

Nota: 7/10

Texto: Lluís “DiMu” García

e750f-butacas-rojas1

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s