Recordamos Sitges 2015 ¡Calentamos motores para la nueva edición!

sitges2015.jpg

Un año más llegamos al final de la edición del Festival de Sitges (¡Ooooohhhhh!), en el que las películas, las ruedas de prensa, las carreras arriba y abajo y, sobretodo, las experiencias, se vienen una vez más dentro de nuestras maletas. Bueno, en realidad se vienen dentro de nuestras bolsas de Sitges que, un año más, lucimos con orgullo y alegría a lo largo y ancho de toda la preciosa ciudad.

Pero a lo que íbamos, aquí tenéis nuestro top 10, al que hemos decidido añadir una película más que, quizás por su registro, no encasillaríamos en un marco como el festival que nos toca, pero que por méritos propios, merece estar en un top cinematográfico sí o sí. Como siempre, seguro que nos dejamos fuera títulos que merecerían estar, pero que por tiempo u otras circunstancias no hemos podido ver. ¡Allá vamos!

THE_INVITATION_Poster-Final.jpg

  1. The Invitation (Karyn Kusama)

¿De qué va?: Will y Eden perdieron a su hijo años atrás. La tragedia afectó su relación de forma irreversible, hasta el punto de que ella desapareció de la noche a la mañana. Un día, Eden regresa a la ciudad; se ha vuelto a casar y en ella parece haber cambiado algo, convirtiéndola en una presencia inquietante e irreconocible incluso para Will.

¿Por qué nos gusta?: No es una casualidad que haya sido premiada como mejor película en la presente edición del Festival de Sitges, aunque, como suele ser habitual, hay mucha gente que no comparte dicho reconocimiento. Nos encontramos ante un thriller muy interesante, pequeñito, una de esas muestras de cine independiente americano que tanto nos gustan, con un ritmo increscendo y un clímax que, aunque algo previsible, consigue engancharnos gracias a su acertado ritmo y montaje. Una de esas películas de actores, en las que nada ni nadie es lo que parece, y de un aire inquietante que te atrapa en la butaca de principio a fin. Un guión repleto de acertadas conversaciones, buena definición de cada uno de los personajes, y una fotografía tenue y oscura que le sienta de maravilla a lo que el director nos quiere contar. Y es que después de fiascos como “Aeon Flux” o “Jennifer’s Body”, queda claro que su directora, Karyn Kusama, se ha redimido con el público. Si os gustó “Coherence” el año pasado, deberíais aceptar esta invitación…

7910.jpg

  1. Le Tout Nouveau Testament (Jaco Van Dormael)

¿De qué va?: ¿Qué pasaría si Dios existiese y viviese en Bruselas? Dios en la Tierra es un cobarde, tiene patéticos códigos morales y su conducta con su familia es odiosa. Su hija Ea, que se aburre mortalmente en la anodina Bruselas, decide rebelarse contra su padre, entra en su ordenador y desvela a todo el mundo el día de su fallecimiento, con lo que hace que de repente todas las personas reflexionen sobre qué hacer con los días, meses o años que les quedan por vivir.

¿Por qué nos gusta?: El cineasta Jaco Van Dormael ya demostró en su anterior “Las vidas posibles de Mr. Nobody” su gran capacidad para crear cine de calidad, inteligente y con un componente fantástico digno de los grandes del género. Y con este nuevo testamento lo ha vuelto a hacer. Una excelente sátira a la religión, y a la figura del mismísimo Dios, en el que realidad y ficción se dan la mano de forma impecable. Utilizando los recursos que le permite el humor, retrata de forma humana la figura de la divinidad y la moralidad sobre la vida y la muerte de las personas. Poco más se puede explicar del film sin destrozar nada de su contenido, y es que es una de esas experiencias cinematográficas que merece la pena disfrutar llegando lo más virgen posible a ellas. De lo mejor del festival.

gift-movie-poster.jpg

  1. The Gift (Joel Edgerton)

¿De qué va?: Las vidas de un joven matrimonio se verán totalmente alteradas después de que un conocido del pasado del marido comience a dejarles misteriosos regalos y se revele un horrible secreto tras veinte años.

¿Por qué nos gusta?: Joel Edgerton, más conocido por su faceta de actor que por la de director, ya que apenas cuenta con un par de cortometrajes previo a este debut cinematográfico, nos sorprende aquí con un intenso thriller psicológico familiar, poniéndose tanto al frente de la dirección como del guión. El mismo, irrumpe en lo que parece, o al menos hasta ahora era, una idílica relación de unos sobresalientes Jason Bateman (alejado de su registro más simpático) y Rebecca Hall, en la que no es oro todo lo que reluce, y en la que el pasado amenazará su vida emocional. Un giro cruel en el que la verdad flotará en el aire permitiendo al espectador elegir la opción que más se ajuste a su realidad. En ese sentido quizás me recuerde a una película española que pudimos ver en este mismo festival hace un tiempo, de la cual no diremos el nombre para no estropear nada…

maxresdefault.jpg

  1. Love & Peace (Sion Sono)

¿De qué va?: Ryoichi es un oficinista que sueña con ser una estrella de la música y que adora su tortuga Pikadon. Cuando sus compañeros comiencen a mofarse de él, se verá forzado a tirar su querida mascota por el váter. La tortuga, por su parte, emprenderá su propia aventura.

¿Por qué nos gusta?: ¡Por fin consigo redimirme con Sion Sono! Y es que hasta ahora ni “Tokyo Tribe” ni “Tag” habían despertado demasiado interés en mi… hasta ahora. Difícil definir el género de un film que navega entre la comedia, el drama, el musical e incluso el tono familiar-navideño… en una especie de híbrido entre “Babe, el cerdito valiente” en versión tortuga, e incluso “Godzilla”, a ritmo de la vida de una estrella del Rock. Como no nos va a gustar con todos estos ingredientes… Eso sí, no es una película apta ni para todos los públicos ni para el gran público, pero que si consigue conectar con vuestro lado más infantil y friki os va a encantar. Imposible no dejar de cantar el tema principal al finalizar el film… Una muy grata sorpresa capaz de hacernos reír y emocionar a partes iguales.

thewitch-posterandclip.jpg

  1. The Witch (Robert Eggers)

¿De qué va?: Nueva Inglaterra, 1630. Un matrimonio de colonos cristianos, con cinco hijos, vive cerca de un bosque que, según las creencias populares, está dominado por el mal. Cuando el hijo recién nacido desaparece y los cultivos no crecen, los miembros de la familia se rebelan los unos contra los otros: un mal sobrenatural les acecha en el bosque cercano.

¿Por qué nos gusta?: “La Bruja” es una película de terror de esas que escasean en nuestro cine actual, por lo menos en lo que respecta al circuito comercial, llegando a el con las herramientas de la tensión propia del folklore de los poblados más profundos de la Inglaterra de mediados del siglo XVII y la brujería y leyendas propias de la época. Así pues, nos encontramos ante una cinta sin artificios, cuya mayor virtud es la paciencia para aterrarnos gracias a su brillante montaje, fotografía y dirección, en la que el verdadero terror viene de la mano del plano contraplano y no del exceso de sonidos estridentes y subidas repentinas de volumen. Una opera prima tan bella como aterradora, al igual que sus interpretaciones y su excelente fotografía.

Turbo-Kid.jpg

  1. Turbo Kid (Anouk Whissell, François Simard, Yoann-Karl Whissell)

¿De qué va?: En un futuro post-apocalíptico, el agua es un bien muy preciado y en todo el mundo solo hay una ley, la del más fuerte. The Kid es un joven que se ha criado solo en un mundo duro y cruel, gracias sobre todo a la ayuda de cómic retro y otros objetos de tiempos pasados que se han convertido en su particular obsesión. Con ayuda de compañeros que irá encontrando a lo largo de su camino deberá luchar contra Zeus y su grupo de salvajes que se han auto-proclamado los jefes de todo el territorio.

¿Por qué nos gusta?: A pesar de que hemos de confesar que esperábamos bastante más de este film, tras su cortometraje “T is for Turbo”, la cinta se convierte en un notable homenaje al cine 80 al más puro estilo “Mad Max”, con la simpatía infantil que desprendían producciones como “Los Goonies” o “Los Bicivoladores”, y con una banda sonora ochentera electrónica que hará las delicias de los más frikis. Todo ello hecho con mucho amor y respeto hacia los clásicos de la época, y con unos personajes entrañables, tanto en su pareja Munro Chambers/Laurence Leboeuf (de la que es imposible no caer enamorado) como en el villano interpretado por el mítico Michael Ironside. Si además le añadimos una buena dosis gore de litros de sangre salpicando la pantalla, ya tenemos un producto ideal para el público de Sitges.

tales-of-halloween-portada.jpg

  1. Tales of Halloween (Darren Lynn Bousman, Axelle Carolyn, Adam Gierasch, Neil Marshall, John Skipp, Andrew Kasch, Lucky McKee, Mike Mendez, Dave Parker, Ryan Schifrin, Paul Solet)

¿De qué va?: Narra diez historias que ocurren durante la noche de Halloween en un suburbio americano, donde demonios, extraterrestres, espectros y asesinos se dedican a aterrorizar a los vecinos.

¿Por qué nos gusta?: Siempre se agradece, y más en este tipo de eventos y de festivales, una película de estas características. Una recopilación episódica de historias de fantasía y terror al más puro estilo “Creepshow” o “En los límites de la realidad”, aunque, como ya ocurriera en las “V/H/S” o “The ABCs of Death”, suelen arrastrar consigo una desigualdad que empañan el resultado final. De todas formas, resulta un entretenimiento perfecto para pasar una noche de Halloween. Destacar la primera historia, a cargo de Darren Lynn Bousman y su moraleja sobre las golosinas, los niños y los adultos, la venganza del relato de Paul Solet, o la excentricidad animada extraterrestre del siempre sorprendente Lucky McKee, así como una batalla de vecinos a ritmo de Heavy Metal y chorros de sangre. Todo ello compartiendo universo y personajes de forma divertida ¿!Truco o trato!?

martyrstitle.jpg

  1. Martyrs (Kevin Goetz, Michael Goetz)

¿De qué va?: Una mujer y su amiga de la infancia buscan vengarse de los captores que la secuestraron y torturaron años atrás. Remake americano del mismo título que la producción francesa del año 2008.

¿Por qué nos gusta?: Remakes sí, remakes no… e ahí la cuestión. Personalmente, no nos declaramos ni a favor ni en contra, aunque es cierto que en ocasiones resulta más innecesario que en otras. En este caso no habíamos visionado la cinta francesa original de Pascal Laugier, y quizás por eso nos haya resultado más interesante que a la mayoría de los espectadores con los que tuvimos ocasión de compartir pase. Una historia de violencia, secuestros y torturas, no aptas para todos los públicos ni todos los estómagos, aunque por lo visto, y oído, no tan brutal (ni desagradable) como la original. Un final demasiado masticado, contando con pelos y señales el por qué y la resolución de todo algo innecesario en su justificación, que le quita algo de misterio al conjunto. Pero ya sabemos como son los americanos… A pesar de todo, su corta duración, su intensidad, su salvajismo y, por que no, su sentimentalismo, la hacen muy disfrutable. Dentro del sufrimiento que supone este tipo de producciones.

destacada-1.jpg

  1. The Final Girls (Todd Strauss-Schulson)

¿De qué va?: Un grupo de amigos son absorbidos por una pantalla de cine para encontrarse en medio de un slasher ochentero en el que se convertirán en las víctimas del psycho-killer de la película.

¿Por qué nos gusta?: ¿Un homenaje a los slasher de terror de los ochenta, respetando las convenciones del género, aportando una perspectiva contemporánea y una buena dosis de humor?¿Qué puede salir mal? En realidad prácticamente nada. Y es que el film del discreto (por lo menos hasta la fecha) Todd Strauss-Schulson posee todos los ingredientes para convertirse en uno de los grandes filmes del presente festival, no en vano se ha hecho con el Premio Especial del Jurado y el de Mejor Guión. Eso sí, y a pesar de contar con una excelente Taissa Farmiga al frente, la película comienza por todo lo alto, prometiendo un auténtico festival que se queda un poco a medias a medida va avanzando el metraje, sin llegar al nivel de cintas como “The Cabin in the Woods” o “Tucker & Dale vs Evil”, optando mucho más por su vena más cómica, paródica y satírica, que por la del terror y el slasher más puro. Un gran ejemplo de metacine, que, a pesar de sus defectos, se convierte en el entretenimiento ideal de este tipo de festivales. Lástima que termine pecando de falta de sangre y sexo…

summer-camp-title-image.jpg

  1. Summer Camp (Alberto Marini)

¿De qué va?: Buscando diversión y nuevas experiencias, cuatro jóvenes estadounidenses se apuntan como monitores en un campamento de verano en España. Pero, al llegar al lugar, una extraña infección, que causa furia extrema a quien contagia, sumerge al grupo en una espiral de terror y locura. Comienza entonces una carrera a contrarreloj para encontrar la fuente del contagio y poder salvar sus vidas.

¿Por qué nos gusta?: Interesante debut tras las cámaras de Alberto Marini, más conocido por su faceta de guionista y habitual colaborador del cineasta Jaume Balagueró. Una propuesta que de partida no ofrece nada nuevo en el horizonte, como ya podemos imaginar por su título y argumento, pero que consigue compaginar terror y tintes cómicos con cierta gracia y soltura, acompañados de una buena dosis de locura, flirteando entre el horror y lo delirante, navegando entre diversos subgéneros del cine de terror. No hay que tomárselo demasiado en serio, y sí disfrutarla sin prejuicios y con un buen bol de palomitas. Cine hecho por y para el goce de un target muy concreto. Y sí, nosotros nos encontramos entre él.

poster-mr right-2015-movie review-the review-dante ross-danterants-blogspotcom.jpg

  1. Right (Paco Cabezas)

¿De qué va?: Una mujer se enamora de un hombre aparentemente perfecto… pero resulta ser un asesino profesional, algo que le planteará no pocas dudas éticas y morales.

¿Por qué nos gusta?: Porque Paco Cabezas me parece uno de los directores más interesantes y divertidos del cine español, aunque trabaje más en territorio americano que en el nuestro propio. Si además le añadimos un genio como Max Landis al guión, y una pareja con una química sencillamente genial como Anna Kendrick y Sam Rockwell, ¿Qué más podemos añadir? Sí, Tim Roth como villano no estaría nada mal. Cierto es que poco o nada pega en un marco como el Festival de Sitges, pero soy de los que opinan que un festival de cine siempre debe estar abierto al buen cine, y “Mr. Right” lo es. Un desenfadado, divertido, gamberro, musical y repleto de (buena) acción cóctel explosivo romántico made in USA pero con un toque muy nuestro. Divertido es poco.

23344-butacas-rojas1

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s