Asistimos al rodaje de "El Cuerpo"

Ayer, jueves 8 de Marzo, nos dirigimos al Parc Audiovisual de Catalunya, en Terrassa, a un evento para medios de comunicación para asistir al rodaje de El Cuerpo, una película de Oriol Paulo con un reparto encabezado por Jose Coronado, Belén Rueda y Hugo Silva. Envueltos en un halo de misterio en torno a la trama del largometraje y en pleno día de máxima actividad para todo el equipo no disponemos a visitar brevemente el set de rodaje (obvio teniendo en cuenta que están rodando) para luego pasar a las entrevistas con los cuatro miembros del equipo nombrados anteriormente y un photocall final. Una tarde de cine, vamos.

A continuación podéis leer lo que los protagonistas nos contaron sobre su nueva película, otros trabajos, vida personal y otras cosillas de interés, en lo que fueron unas breves pero muy disfrutables charlas con ellos, y en las que aparecieron con el “look” que llevan en la película, para sopresa (un Coronado casi irreconocible) y disfrute (Belén estaba espectacular) de los allí presentes. Esto fue lo que nos contaron y así os lo contamos.

Jose Coronado fue el primero en atendernos, y nos contó sobre su personaje que “Como actor intento siempre sorprender y no aburrir, y no es lo más importante el envoltorio pero me ayuda a construir el personaje”, “es un policía, muy diferente, nada que ver, con Santos Trinidad, es un hombre inteligente, cínico, muerto en vida… el problema de esta película es que no puedo contar mucho porque nada es lo que parece, cada cinco minutos hay un giro y está continuamente aportando sorpresas”. Sobre la película  “Se puede decir que desaparece un cuerpo de la morgue, yo soy policía y me llaman para investigar esa desaparición. A partir de ahí puedo contar poco sin desvelar, pero está claro que son cuatro personajes que están muy al límite, le han pasado cosas tremendas, convergen en una noche de lluvia en un depósito de cadáveres y pasa de todo. Pienso que el guión es de una complejidad tremenda y han sabido unir la calidad de la narrativa con la comercialidad del producto, creo que va a ser la clásica película que el espectador se engancha des del minuto dos”. A la pregunta de como se sentía al día después de recoger el Goya al mejor actor por No Habrá Paz para los Malvados nos dijo que “me siento feliz por volver a poder poner los pies en la tierra. Yo estaba rodando El Cuerpo y al día siguiente de recibirlo me vine para acá y volví a lo que realmente me da la vida y me ilusiona que es trabajar y estar con el equipo, entre travellings y focos, que es lo que me gusta, porque los premios pienso que son un subidón personal maravilloso pero al fin y al cabo son fuegos artificiales, no es lo que mueve a un actor para seguir trabajando y le pone el listón más alto. Hasta Rajoy me mandó un telegrama felicitándome, pero yo lo tenía ya muy superado y lo que tenía ganas era de venir aquí a meterme con mis gafillas y mi trajecillo y ponerme a investigar”. Sobre su carrera e imagen de galán del cine español nos comentó que “llevo luchando contra el galán…, y en ningún momento reniego de él ya que estoy muy agradecido porque al principio no tenía nada más que ofrecer y mientras iba aprendiendo la profesión era lo único que podía aportar y era de lo que yo tiraba para ir aprendiendo. Fue algo que me abrió las puertas de la profesión, luego fue una losa que tuve que llevar durante unos diez años que entiendo y que es lógico ya que fue mi periodo universitario de interpretación, y después intenté enfocar mi carrera a huir de eso y así lo he hecho desde hace muchos años”. “Fue a partir de la obra de teatro “Algo en Común” a mediados de los 90 en una obra que hablaba de un homosexual que perdía a su marido por el Sida, en un momento donde a la gente no le gustaba oír hablar de eso, y fue un trabajo en el que tuve que profundizar y me sirvió para encontrar muchas cosas tanto actorales como personales que me enriquecieron, ahí me llamó Saura y hacía la serie “Periodistas” y vieron que podía tener un poco de talento y empecé a ser conocido. El teatro es la fuente donde un actor sigue aprendiendo, se siente actor y puede vivir el viaje en toda su extensión y proyección y disfrutar de él. Y la tele es un medio al que le abrí los brazos encantado. Para mi que no se quite ni el cine, ni le tele ni el teatro”. Sobre trabajar con directores noveles dijo que “Me encanta, de hecho casi la mitad de mis cuarenta películas las he hecho con directores noveles porque se juegan la vida a una carta y llevan los deberes hechos de una forma espectacular, y llevan una fuerza y una ilusión en la que se pueden tirar dos meses sin dormir y lo que les haga falta. Oriol nos traía un libro de carga de personaje para cada uno, y una canción y un color para cada uno, todo, con un guión muy complejo y lo tuve que leer varias veces hasta enterarme bien de la película. Un director tiene que tener respuestas para todo el mundo y el las tiene”. Sobre una serie mejicana que se ha estrenado recientemente en la que se le interpreta comentó que “no la he visto, tengo ganas de verla para ver al tío que hace de mi. Hay que saber de lo que se habla y saber lo que se cuenta pero si la gente lo demanda me parece bien. Me han dicho que me dejaban como un capullo pero bueno (risas)”. Sobre el género y el thriller dijo que “Hace tres o cuatro meses hice El Fill de Caín, un thriller psicológico. Me gusta el género y creo que lo estamos aprendiendo a hacer en España, sobretodo con gente como Urbizu como gran maestro del cine negro”, “tengo cerrada otra película que rodaremos en  Barcelona con los hermanos Pastor y Quim Guitierrez que se llama Los Últimos Días” y “con cualquiera de las dos me gustaría ir al Festival de Sitges, en el que ya he estado y creo que es un festival muy meritorio al que hay que apoyarle”.

A continuación fue turno para Hugo Silva, que comenzó a describiendo su personaje que “es un tipo mayor que yo, de unos 38 años, de ciencias, que nunca va a entender algo inexplicable y siempre le va a buscar lo racional a los acontecimientos que pasan delante de él, ahí empiezan a pasar cosas que hacen tambalear su realidad”. Sobre Coronado dijo que “creo que es tan buen actor porque es un tipazo, un ser humano extraodinário. Es un placer trabajar con él, crea una atmósfera de equipo muy positiva, fluye todo, y se te pone delante a la hora de la verdad y es el personaje”. “Cuando me llegó el guión vi algo como muy americano, en el sentido de que tiene muchos giros, y pensé que esto lo había escrito alguien que había visto mucho cine y muy bueno. Cuando vine a reunirme con él vi que era una chico muy joven que lo había escrito y lo iba a dirigir, y vi que tiene una imaginación para los planos y una elegancia considerable. Poco a poco me fui metiendo en esto y estoy encantado”. Sobre su imagen de galán (al igual que Jose) comentó que “todos tendemos a etiquetar para no perdernos, y lo cojonudo de ser actor es que hay veces que rompes con todo eso, es muy estimulante. No me condiciona lo que un grupo de gente piense o no de mi, lo importante para mi carrera es trabajar duro y no dejarme llevar por opiniones y etiquetas que a mi no me sirven para nada”. Sobre la tele “lo anterior que he hecho a esto es tele, El Corazón del Océano, que aún no se ha emitido. Ahora por suerte tengo muchas oportunidades de hacer cine y mini-series, con personajes de corto recorrido. Me da un poco de pereza hacer un personaje de largo recorrido pero porque ya lo he hecho muchas veces antes, pero no me cierro puertas. A Lucas (de Los Hombres de Paco) le estoy muy agradecido”. Sobre la crisis y el cine comentó que “Hay menos trabajo, si hay menos dinero hay menos dinero para todos. Las películas cuestan mucho dinero y para que salgan adelante tienen que haber un respaldo bastante importante detrás. Pero intento no moverme con el miedo, a nivel personal, creo que hay un poquito de bombardeo de negatividad que está todo el mundo ansioso perdido y creo que va a la contra de todos nosotros”. Hablando de su futuro proyecto con Alex de la Iglesia se limitó a decir que “es acojonante, simplemente acojonante. Salvaje”. También tuvo palabras para The Artist de la que dijo que “no me lo podía creer, es como darle la vuelta al cine. La primera secuencia de la película es de una elegancia tremenda y de un código en el que nos vamos a mover. Las interpretaciones son brutales, el arte, la película, es una joya”. Hubieron muchas preguntas relacionadas con su vida estrictamente más privada que no es de nuestro interés (aquí hablamos de cine) así que no las detallaremos ya que no creo que sean relevantes ni interesantes.

La tercera entrevista de la tarde fue para Belén Rueda, que se presentó en la sala con el vestuario del rodaje haciendo gala de todo su atractivo y mucho sentido del humor. Sobre su personaje nos comentó que “Maica, es pareja del personaje de Hugo Silva, Alex, y tienen problemas de pareja pero el caracter de Maica es muy dominante y es una mujer muy poderosa y con mucho dinero que está acostumbrada a mandar bastante y lo traspasa a su vida personal. Lo que me ha encantado del personaje es su humor tan bestia que muchas veces no se entiende y la gente de su alrededor no reacciona bien, es como los amigos que tienen un humor muy negro y hay gente que no le entiende y aveces tienen ganas de matarlo. Además cuando ves la película, con el trabajo de dirección de fotografía y de arte, ves unos personajes muy luminosos y definidos des del principio pero tienen una oscuridad en el que las realidades vistas a medias hacen que se oscurezcan. El matrimonio de Maica y Alex está en un momento de búsqueda, el padre de ella desaparece y ella tiene un bajón en el que se plantea su existencia y busca su camino, y Alex viene de la universidad y se plantea si lo que hace es lo que quiere para su futuro”. Sobre el director dijo que “es increíble la cantera de directores que tenéis aquí. A Oriol le conocí en el rodaje de Los Ojos de Júlia, como guionista y en el catering me habló de este proyecto y le dije que quería trabajar en él. Lo que encuentro en estos directores como él, J (Bayona) o Guillem (Morales) es una pasión por el cine y conocimiento sobre él que es increíble. Siempre tienes una sensación de que el proyecto está vivo hasta que la película está hecha por su trabajo en la fase de guión y rodaje”. Sobre su éxito nos comentó que “eso no viene de mi, viene de un conjunto. Te llega un proyecto y os puedo asegurar que los guiones que elijo los lees y piensas que yo quiero estar aquí, pero luego conoces a los directores y te enamoran. Un consejo a los nuevos directores es que tienen no que convencerte, sino no desistir nunca y mostrarte aquello diferente que tienen, y con un buen guión se puede hacer una buena película pero con uno malo no. Y con este equipo que ya conocí en El Orfanato tienes unas seguridad”. Sobre su cine dijo que “la comedia es muy difícil, pero gracias a Dios ya no existe ese encasillamiento. Y en la comedia hay muchos tópicos, no sólo te tiene que hacer reír sino que también te tiene que llegar, como en Primos. Cuando te llega un guión de comedia si que depende más el trabajo del director” y “si me comparas con las rubias y actrizes de género de Hitchcock yo estoy encantada. Dentro del género existen muchos subgéneros, como en El Orfanato, con los fantasmas que tienen una razón de ser y una explicación real.. A mi me gusta cuando no se engaña al espectador en el sentido de que no porque sea de género te tomes muchas licencias sin explicación y hagas cosas extrañas. Soy muy miedosa, pero es muy interesante porque normalmente estas películas hablan de cosas muy psicológicas, obsesiones, relaciones, hasta donde se puede llegar por amor o culpa”, “el género parece que es una cosa muy fantástica que no tiene nada que ver contigo, pero sin embargo cuando entras dentro de la mente y la psicología es muy interesante porque la gente reconoce ciertos miedos, ciertas fóbias” y “una cosa muy graciosa es que cuando acabé El Orfanato me ofrecieron Terminator 3, creo (risas)”. Para finalizar nos habló un poco por encima de su nueva serie de televisón, Luna, El Misterio de Calenda.

Y acabamos la ronda de entrevistas con el director de El Cuerpo, Oriol Paulo, quien también fuera guionista de Los Ojos de Julia, con unos auriculares aún colgando de su cuello y visiblemente cansado pero emocionado por su trabajo. Sobre la película contó que “gira alrededor de la desaparición de un cuerpo, y cuenta la investigación de lo que ha pasado. El terror de la película es psicológico, no físico, más entre la relación de los personajes”, “mis referentes estéticos en los que me he basado son Seven y el remake, de los que no soy fan en absoluto, de Déjame Entrar, sobretodo en las noches más cálidas y rojizas”, tengo el reparto que quería. Son la ostia, como actores y como gente. El día que conocí a José estaba acojonado, y en 5 minutos… buf… es una pasada”, “me han dejado rodarla en 35 milímetros, ha sido un lujo, tengo un director de fotografía que no es que digas digital y se asuste, pero no ha habido debate, ha sido así siempre des de un principio”. Del cambio de guionista a guionista y director nos explicó que “estoy muy contento y la he podido mimar todo lo que he podido. Cuando me he encontrado con problemas o cosas que resolver me ha sido más fácil y ágil. En Los Ojos de Julia me llamó Guillem nos pusimos y tenía muy claro que era su película, y en esta le pedía a Laia que entrara porque me interesaba tener un punto de vista femenino en la película y he trabajado mucho con ella, nos cerramos dos semanas y fue leer, leer y leer, y trabajar mucho. La tenía escrita antes de Los Ojos de Julia pero aun estaba en una fase muy embrionaria. En los parones de los guiones que hacía en televisión trabajaba en este guión, hace mucho tiempo que iba detrás de esta historia y de dirigirla”. Para finalizar la velada estuvimos hablando un poco del tiempo que les ha llevado el rodaje y las diferentes localizaciones y proceso de grabación. Todo un placer.


Y esto fue lo que dio de sí la jornada, muy entretenida y en un buena compañía, con un trato excelente por parte de todo el equipo y unas facilidades para hacer nuestro trabajo que son muy de agradecer. En conclusión, una tarde con unos monstruos del cine y en el que la única espinita fue no poder entrar un poco más en las entrañas del rodaje puro y duro de El Cuerpo, algo que sumado al secretismo en torno a la película todavía hace más ganas de ver el resultado final, aún sin fecha, aunque con rumores de un posible estreno en el próximo Festival de Sitges. Estaremos atentos.

One Comment Add yours

  1. Nes says:

    Muy buen reportaje de un dia en el rodaje y con las entrevistas!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s