Crítica de "5 Metros Cuadrados"

Hoy se ha estrenado en nuestros cines 5 Metros Cuadrados, la nueva película de Max Lemcke, un drama con aire de tragicomedia sobre el mundo de la corrupción y estafa inmobiliaria que nos ha tocado vivir en la actualidad, y en la que aunque uno no haya sido víctima de este problema le será fácil empatizar con sus personajes a causa de la sensación que todos tenemos cuando somos víctimas del abuso de poder.

La película nos cuenta la historia de Álex (Fernando Tejero) y Virginia (Malena Alterio), una pareja con planes de boda que compran un piso sobre plano en el cual invierten todos sus ahorros para pagar la entrada y en el que sufren la parada de las obras y el precinto del que iba a ser su nuevo hogar. Así empieza la lucha de Álex para conseguir su casa y tener la vida que había soñado, en la que nos volvemos a encontrar con una de las parejas -sino la que más- repetida en los últimos años del cine Español, y en el que vuelven a demostrar una química y una credibilidad incuestionable. Jorge Bosch también destaca especialmente en el papel del compañero de penurias del protagonista.

Nos encontramos ante un drama social en el que muchos espectadores nos podemos sentir fácilmente identificados gracias a la cercanía del abuso y el sufrimiento que padecen sus personajes y la sensación de impotencia al sentir que uno no puede reclamar sus derechos ante la injusticia que los estamentos más poderosos y corruptos pueden ejercer sobre nosotros. El efecto también se consigue en gran parte gracias a un guión firmado por Pablo y Daniel Remón muy sólido perfectamente dirigido por su director.

Poco menos de hora y media en el que acompañamos como espectadores a un gran Fernando Tejero, que lleva prácticamente todo el peso de la película, en un viaje desde la ilusión por tener un hogar digno donde ser feliz con tus seres amados y tus planes de futuro hasta llegar a una lucha angustiosa por conseguir algo por lo que hemos trabajado y nos pertenece que no es arrebatado de forma injusta y abusiva.

Lo mejor: Fernando Tejero y la química como pareja de Malena Alterio.
Lo peor: Que haya gente a la que ésta se le haga repetitiva.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s